Imprimir esta página
Jueves, 31 Octubre 2019 00:00

Criancero de Rincón las Chilcas en Combarbalá amplía sus técnicas para enfrentar la sequía

Escrito por 

Se llama Luis Castro y desarrolla la crianza de cabras bajo el sistema semiestabulado

Muchos han sido los ganaderos que han buscado nuevas alternativas para llevar a cabo su labor ante las complicaciones actuales del clima. Hay quienes incluso lograron prever la situación y se adelantaron en la toma de medidas para enfrentarlas.

 

Tal es el caso del combarbalino Luis Castro, quien durante el 2012 vio cómo la falta de forraje natural —por el déficit de precipitaciones— produjo la mortandad de una cantidad considerable de sus cabras, lo que se tradujo en la baja producción de queso.

 

La situación le permitió al usuario del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) entender que ese escenario podría volver a repetirse en el transcurso de los años y fue entonces cuando decidió tomar las riendas de su negocio. Dentro de las medidas que consideró se encuentra el trabajo con lotes productivos y el sistema de crianza de cabras semiestabulado.

 

“Fui el primero que empecé en Combarbalá con el tema de tener un plantel con un manejo estratégico y sistema semiestabulado, esto me ha permitido tener quesos por más tiempo al año, nos aseguramos que las cabras sean más rentables. Partí con esto cuanto concurrí a INDAP y postulé a proyectos de praderas suplementarias y me ha dado resultado, de ahí obtengo parte del alimento para mis animales. Gracias a estas técnicas es que yo actualmente no me he visto muy afectado por la sequía”, cuenta desde el sector Rincón Las Chilcas.

 

La utilización de lotes productivos consiste en la división del ganado en 2 grupos, a los cuales se le asigna distintas fechas de pariciones, permitiendo tener leche en diferentes épocas del año. Por otra parte, si bien Luis está en la búsqueda de obtener un sistema 100% estabulado —mantener a los animales en establos—, su metodología actual también le ha permitido mejorar considerablemente su producción y disminuir los costos asociados al manejo en el sistema de extensión.

Acerca del trabajo que ha desarrollado el criancero, el Director Regional de INDAP, José Sepúlveda, comenta que “nos parece sumamente gratificante que nuestros usuarios vayan tomando conciencia acerca de la situación que vive la región, que es un escenario que llegó para quedarse. Don Luis nos contó que gracias a nuestro Programa de Praderas Suplementarias pudo concretar lo que hoy tiene, un apoyo que de parte de INDAP complementamos con la construcción de un estanque acumulador revestido, con el cual puede asegurar la bebida de sus cerca de 150 cabras”.

En ese sentido agrega “hago un llamado a confiar en el INDAP y en sus distintas herramientas, las cuales podrán conocer acercándose a nuestras áreas o visitando la página web www.indap.gob.cl”.  

 

 

Para el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, el “abrirse a la opción de implementar nuevas metodologías es necesario ante el escenario climático que vivimos. Los sistemas semiestabulados o estabulados en un 100% permiten a los crianceros tener un control sobre la alimentación que se le entrega al animal, además les permite disminuir el costo de cosecha por parte de las cabras, ya que no se desplazarán por grandes distancias para obtener su comida. Nos parece interesante que cada día haya más adeptos a estos sistemas, en Combarbalá ya se han sumado otros crianceros, según lo que nos contó don Luis”.

Entre sus metas a futuro, el usuario de INDAP cuenta que trabaja arduamente para obtener la resolución sanitaria, atribución que le permitiría acceder con sus quesos a más y mejores mercados.

 

Nacido y criado en Combarbalá, el criancero de toda la vida es además un reconocido dirigente local, que entre sus cargos se puede nombrar el ser el Presidente de la Asociación Comunal de Crianceros y Presidente del Comité de Agencia de Área (CADA) Combarbalá de INDAP.

juan

Lo último de juan